You are here: Home // Peliculas, Reviews // Review: En tu piel [dir. Matias Bize, 2019]

Review: En tu piel [dir. Matias Bize, 2019]

“Creo que en la vida el erotismo está siempre presente. Cuántas veces al día usted puede toparse con miradas provocadoras o usted lanza miradas que desatan mucho erotismo.”  – Miguel Bosé.

“La diferencia del erotismo y la pornografía, aparte de la etimológica, tiene que ver con la actitud del receptor del mensaje, tiene que ver con la actitud del lector.” – Almudena Grandes.

por: Orlando Santos

El erotismo, el sexo en general, ha sido un arma narrativa fundamental en el cine que busca de alguna forma explorar las relaciones amorosas, sentimentales y/o pasionales del ser humano. En un género popular como el cine de acción de la década de los ochenta y los noventa, el sexo era utilizado para consumar la importancia de la relación entre el protagonista o la protagonista y la persona que tenía que salvar. Era aquí en donde la audiencia entendía perfectamente que había algo de peso entre estas dos personas y ya justificaba cualquier acción necesaria para salvar o proteger dicha existencia.

Erotismo y sexo no son lo mismo pero van de la mano. En estas películas el erotismo iba en incremento, junto con las escenas de acción, hasta el consumo sexual de ambos protagonistas. Sin embargo, el erotismo en sí también es una fuente narrativa potente. Los griegos utilizaban la palabra “eros” para referirse a la pasión aplicada y al deseo del tipo sensual.

En el cine, el erotismo ha sido representado de muchísimas maneras, incluso desde la pasión expresada a través de las miradas como en la extraordinaria “Carol” de Todd Haynes y “Brief Encounter” de David Lean; y a través de lo carnal, en la mayoría de las ocasiones, en filmes tan distantes como “La vie d’Adele” de Abdellatif Kechiche y “9 ½ weeks” de Adrian Lyne. En esta última categoría, la de lo carnal, cae “En tu piel” de Matías Bize.

Una especie de nuevo repaso de lo que fuese su película “En la cama”; Bize retorna, en esta producción dominicana con talento nacional [Eva Arias y Josué Guerrero en las interpretaciones], la exploración de las relaciones humanas a través de interacciones íntimas que toman el protagonismo y el peso de toda la película.

El erotismo carnal, el sexo, está presente desde el inicio. Hay en el filme claramente un erotismo del cual la audiencia no fue testigo, el que lleva a Julia y a Manuel al apartamento de una amiga por una posible noche de sexo, que se convierte en una cotidianidad. En este contexto, las escenas de sexo pasan a ser las responsables de una historia que se va desenvolviendo. Una historia muy similar a la película ya mencionada de Lyne, en donde el acto sexual busca cada vez superarse con el fin de ocultar un sentimiento que puede ir creciendo a medida que se hacen más habituales las reuniones entre ambos personajes.

El sexo va de lo erótico-pasional, al afecto-amoroso y llega a la violencia; sin embargo, lo que ocurre alrededor de él termina siendo un poco soso y hasta aburrido por la mayor parte de la película. También, la cámara tiende a permanecer más de la cuenta con los personajes, en especial con Julia [interpretado por Eva Arias] en momentos dramáticos afectados precisamente por su tiempo de duración. El ejemplo más claro de esto es la escena final, en donde los personajes se despiden y Julia termina saliendo, por “última vez”, del apartamento.

Es tan distractor el hecho de que por casi dos tercios de la película estos personajes no sean tan interesantes que me encontraba recordando la película “The Apartment” de Billy Wilder y de repente se me hacía más interesante la historia de la amiga que había cedido el apartamento para estos encuentros pasionales.

Les toma casi una hora para que los personajes tengan un momento más verídico fuera del sexo e incluso para acomodar el lenguaje a algo más coloquial. Manuel [interpretado por Josué Guerrero] evoca la palabra “singar/singando” ya en el último tercio de la película. Es en esta, y una escena previa, donde cobran más personalidad ambos personajes.

El peso, como ha sido mencionado anteriormente, está claramente en el sexo. Salvo una decisión narrativa interesante en donde se escuchaba el inicio de una conversación mientras todavía éramos testigos del sexo fue también de lo mejor que muestra “En tu piel” y probablemente lo más destacable en términos visuales. Es interesante escuchar a Manuel hablar de su esposa y su hijo mientras observamos como tiene relaciones, al estilo perrito, con Julia.

“En tu piel” refleja los conflictos de dos personas no tan interesantes  a través del sexo y un posible amor que es mejor interpretado a través de los cuerpos de Josué Guerrero y Eva Arias que de los diálogos expresados o la historia en su totalidad. Igualmente, un retrato que explora algunos tabúes del sexo, las relaciones, la infidelidad, la posesión; que antes rara vez han sido tocados en el cine dominicano. Un reto encomiable de sus intérpretes.

En tu piel
2019
Dir. Matias Bize
Intérpretes: Eva Arias, Josue Guerrero

Leave a Reply

Copyright © 2012 CineDominicano.net. Todos los derechos reservados.
Powered by Bacon Studio.