You are here: Home // Peliculas, Podcast, Primera Toma Radio, Reviews // Reseña/Podcast: La realidad subjetiva y la “Plaza Juan Barón”

Reseña/Podcast: La realidad subjetiva y la “Plaza Juan Barón”

Fotografía por: Jaime Guerra en la Plaza Juan Barón.

“La luna enorme se levantaba por el este como un círculo de luz. Una brisa tenue movía el borde de la falda de seda que Lurdes usaba cuando hacía calor. Miguel la vio pasar y se sorprendió de sus bien contorneadas piernas y de la cintura estrecha que resaltaba un cinturón de cuero ancho. Vestía una blusa color limoncillo arremangada hasta el codo y ese detalle le aportaba cierto aire de informalidad.” – La vida es otra cosa, Jeannette Miller.

“Ningún arte ha estado tan indisolublemente ligado a otro como el cine a la música” – Cine o sardinas, Guillermo Cabrera Infante.

Un espacio que combina el deleite de las olas del mar Caribe, la frescura de una brisa con olor a playa y una variedad de atractivos que satisfacen el más complejo gusto, son algunos de los encantos de la Plaza Juan Barón, enclavada en el Malecón de Santo Domingo. La plazoleta representa la contraparte de un lugar que durante muchos años estuvo olvidado y que hoy muestra la mejor cara de la zona del Malecón y algunos atractivos por descubrir.” – Plaza Juan Barón recobra su esplendor en área de Malecón, Listín Diario 27 de marzo 2010, Andrea Luna. 

Aquí el cortometraje “Plaza Juan Barón” de Jaime Guerra y Oscar Chabebe

 

Aquí el podcast de Primera Toma “Realidad Subjetiva y ficción en el cine junto a Jaime Guerra y Oscar Chabebe”


por: Orlando Santos

La literatura tiene una magia para incentivar la memoria, retratar el recuerdo y destacar la nostalgia del lector. Las escritoras Jeannette Miller y Carmen Imbert Brugal, por mencionar algunas, han encontrado en el recuerdo la mejor de sus prosas.

La palabra escrita lleva al lector a un viaje imaginario, la prosa de personas como Miller e Imbert invocan el recuerdo que quién las lee hace suyos y se confunde la nostalgia claramente autobiográfica de las escritoras con la de cada uno de sus lectores. Esto todo a través de una realidad subjetiva, casi mágica, que brinda, irónicamente, la mejor de las ficciones.

El cine, el ensayo cinematográfico y el documental, han conseguido tener ese mismo efecto en la audiencia. El reciente editorial “La Melodía del Recuerdo” de Diego Cepeda, nos recuerda las declaraciones de teóricos cinematográficos como Christian Metz y realizadores como Hollis Frampton que dicen que “todas las películas son ficciones y que los documentalistas o aquellas personas que trabajan con lo real, son aquellos quienes fabrican las ficciones más elaboradas.” Es justamente aquí que recae “Plaza Juan Barón” y el arte que realizan en combinación Jaime Guerra y Oscar Chabebe.

“Plaza Juan Barón” en la definición más básica, que lo está cerca de hacerle justicia, es una secuencia de imágenes respaldada de una narración y audio captado. Eso puede sonar sencillo y aburrido, pero tomando en cuenta su más fuerte influencia, la película “La Jetée” de Chris Marker, existe una nostalgia y una narrativa potentísima en esta realización.

El filme, al igual que el de Marker, es una poesía audiovisual que parte de la realidad; de una realidad subjetiva, y logra una sensación entrañable en su audiencia. Ambas son una representación del agarre que tiene la memoria sobre los seres humanos. Ese día de parque, en la Plaza Juan Barón, es un recuerdo, un cruce, un espacio de tiempo que todo el mundo ha vivido o entiende que vivió gracias a las imágenes fotográficas de Guerra y al sonido captado y mezclado por Chabebe. Existe allí la ilusión de la imagen en movimiento, similar a “La Jetée” y aunque ese movimiento real no llegue, como eventualmente sorprende en el filme de Marker, los sonidos de una plaza a la vera del mar son suficientes para imaginar el destino de los personajes y los objetos que se cruzan frente al lente de Guerra.

Ahí recae la magia de una realidad subjetiva que se puede encontrar en el denominado cine de ensayo, en el documental. Realidad dominicana que ha sido la mejor “ficción” en la gran pantalla. Realidad que hemos vivido en “Blanco” de Melvin Durán, en “Caribbean Fantasy” de Johanne Gómez, en “Nana” de Tatiana Fernández.

Empero, la ficción también ha sabido jugar muy bien con una realidad subjetiva. Recientemente lo experimentamos en “Cocote” de Nelson Carlo de los Santos, donde el argumento creado se mezcla con la realidad subjetiva de las imágenes que el director decide mostrarnos.

Un ejemplo extraordinario de la ficción explorando una realidad subjetiva en uno de las narrativas más curiosas en la historia del cine la encontramos en “Boyhood” de Richard Linklater. El argumento puede ser reconocido como un habitual drama familiar, pero la producción de 12 años que le permite a la audiencia literalmente ver realmente envejecer a estos protagonistas en pantalla genera una sensación que es difícil de explicar. Esa sensación que nos brinda la más desgarradoras de las poesías.

“Plaza Juan Barón”, y su más reciente trabajo “La París”, demuestran una curiosidad de los realizadores por retratar una ciudadanía, unos compatriotas que se sienten desplazados en la mayoría de las ficciones dominicanas. Es también un ejercicio visual sobre el paso del tiempo y la importancia de los recuerdos y también de prestar cada vez más atención a lo que tenemos alrededor, pues la belleza y la historia puede estar en cualquier momento frente a nuestros ojos.

Jaime Guerra y Oscar Chabebe son hombres de pocas palabras, aunque el podcast compartido al inicio de este escrito demuestre lo contrario.  Su arte, la fotografía de Guerra; el audio, mezcla y edición de Chabebe dicen más que suficiente y lo que dicen es algo completamente hermoso.

El Soundtrack de esta edición del podcast de Primera Toma

Leave a Reply

Copyright © 2012 CineDominicano.net. Todos los derechos reservados.
Powered by Bacon Studio.