You are here: Home // Editorial, Noticias // Editorial: Cocote, las postulaciones al Oscar dominicana y el cine latinoaméricano

Editorial: Cocote, las postulaciones al Oscar dominicana y el cine latinoaméricano


por: Orlando Santos

Año tras año, desde 2011 cuando fue postulada para los premios de la Academia de 2012 la película de Leticia Tonos “La Hija Natural”, la Dirección General de Cine a través de la Comisión Nacional de Selección Fílmica, elige la representante de República Dominicana para los premios de la Academia y desde hace un par de años también para los premios Goya de España. En esta ocasión fue elegida, para ambas premiaciones, la película “Cocote” de Nelson Carlo de los Santos.

Cuando se postula una película dominicana para los premios de la Academia de una vez el cuestionamiento es la posibilidad de la misma de ser nominada y eventualmente ser galardonada.

El año pasado la elección fue “Carpinteros” de José María Cabral y aunque la película “El hombre que cuida” de Alejandro Andújar era superior [también Azul Magia, Jeffrey, El Sitio de los sitios, que pudo haber sido una opción este año], el filme de Cabral era la elección correcta porque incluso ya contaba con distribución en algunas partes de Estados Unidos y Europa. Algo vital para llamar la atención de estos premios como destacamos el año pasado.

¿Tiene posibilidad “Cocote” de ser nominada y premiada?, la pregunta tiene varias respuestas.

La primera, si nos concentramos en calidad, pues si la tiene. “Cocote” es, en lo que va del año, una de los mejores filmes de 2018 (aquí pueden encontrar la reseña) y probablemente terminará siendo la mejor película local para la crítica este año y una de las cinco mejores en listados en general. Es probable que también escuchemos de la película en un puñado de listados internacionales como también lo mejor del año gracias a su coronación en Locarno el año pasado y las reseñas que viene recibiendo en los diferentes festivales a los que ha asistido.

La segunda, si nos concentramos en mercadeo, tal vez no tanto. La carrera a los premios depende de una inversión en publicidad, en “cacareo” y en distribución en estados como Los Angeles, New York, Chicaco, entre otros. Al igual que la postulación paraguaya, la mejor película del año hasta la fecha, “Las Herederas” de Marcelo Martinessi; el filme de Nelson Carlo de los Santos tiene distribución obtuvo distribución europea por Luxbox Films en julio de 2017. Hasta ahora, en su cuenta de Instagram, Luxbox Films solo se ha hecho eco de la postulación de “Las Herederas”.

La carrera por los premios es una muy particular. No es nada más necesaria la calidad del filme sino también la capacidad de venderla, de mercadearla, de que tenga presencia en los medios adecuados. Allí es que, tomando en cuenta los extraordinarios filmes que hemos tenido en los últimos años, mueren las esperanzas de una nominación.

El cine latinoaméricano

Hasta la victoria este año en ambos premios, Goya y Oscar, de “Una Mujer Fantástica” de Sebastián Leilo, latinoamérica no había ganado una presea del Oscar desde 2009 cuando lo logró la película argentina “El secreto de sus ojos” de Juan José Campanella. A propósito del cine argentino, el filme de Leilo rompió una racha argentina en los Goya cuando las mejores películas iberoamericanas de los pasados tres años fueron: “Relatos Salvajes” de Damian Szifrón, “El Clan” de Pablo Trapero y “El Ciudadano Ilustre” de Mariano Cohn y Gastón Duprat.

Las postulaciones latinoamericanas están bastante interesantes este año, de hehco lo han sido por casi toda esta década. Además de “Las herederas”, podemos contar probablemente con “Roma” de Alfonso Cuarón, que fácilmente también se cuele en la categoría principal de mejor película; “Pájaros de Verano” de Cristina Gallego y Ciro Guerra.

La postulación panameña “Yo no me llamo Rubén Blades” de Abner Benaim

La elección del filme de Benaim debe ser un ejemplo para República Dominicana y la Comisión Nacional de Selección Filmica. El documental de Rubén Blades es también una de las mejores películas del año y refleja la disposición de un país, de una comisión de cine, de no menospreciar el género documental como sucede en nuestro país.

Hace un par de años fueron elegidas para representar en los Oscar y Goya las películas “Flor de Azúcar” de Fernando Báez y “La Familia Reyna” de Tito Rodríguez; dos elecciones absurdas no solo por lo mediocre de las producciones sino por que hablamos de un año que contaba con “Nana” de Tatiana Fernández y “Caribbean Fantasy” de Johanné Gómez.

Por mucho tiempo ya se ha creado un estigma, no solo en nuestro país sino casi alrededor del mundo, de que el género del documental es uno menor e incluso hasta se comete el error de considerarlo un filme. Entrevista tras entrevista, una de las primeras preguntas que se le hace a los documentalista es ¿cuando harán su primera película?, como si los años de investigación y el tiempo de rodaje invertido en su filme, la edición y el eventual estreno, no valiesen la pena.

El documental y el cortometraje han sido por mucho tiempo mejores representantes de la idiosincracia dominicana en el séptimo arte y de lo que los realizadores han podido explorar y hacer en términos cinematográficos. La comisión debería prestarle más atención y respeto a estos géneros y expandir lo que postula o promover la postulación de estos géneros recordando la victoria reciente del cortometraje chileno animado “Historia de un oso” de Gabriel Osorio.

Leave a Reply

Copyright © 2012 CineDominicano.net. Todos los derechos reservados.
Powered by Bacon Studio.