You are here: Home // Editorial, Editoriales, Noticias // Mejor vida a través de la crítica: la importancia de la crítica cinematográfica

Mejor vida a través de la crítica: la importancia de la crítica cinematográfica


“El lenguaje es el cimiento de la civilización, lo que une a un pueblo. Es la primera arma usada en un conflicto” – Arrival, 2016 [dir. Denis Villeneuve], basada en la novela corta de “Story of your life” de Ted Chiang.

por: Orlando Santos

En la pasada edición del Congreso Nacional de Cine, por fin se pudo hablar “ampliamente” de la crítica cinematográfica y de los estudios de cine realizado a lo largo de la historia. La conversación sobre crítica es vital en un país donde la labor es ampliamente criticada y tildada de innecesaria [esto es un mal que ocurre en alrededor del mundo también]. Empero, hablar sobre la crítica no solamente destaca la importancia de la labor, de crear debate, de crear un puente entre audiencia y obra cinematográfica, y también de crear memoria; es también hablar de un ejercicio, que no solo en el arte cinematográfico, se ha ido perdiendo.

Es importante destacar que muchos de los materiales de estudios de cine fueron realizados por críticos, por esa necesidad de cuestionar y de curiosidad de porqué y para qué existe el arte. En su filme de 2015 “Todo comenzó por el fin”, el director colombiano Luis Ospina destaca que la clasificación del movimiento cultural de cali ocurrió luego de que había terminado. Que ese tipo de clasificaciones le toca a los historiadores y a los críticos destacarla. Así como cuando se describía aquellos directores franceses, que fueron críticos de Cahiers du Cinema, luego de que esa revolución cinematográfica estuviese terminando; como la nouevelle vague.

La crítica cuestiona, invoca al debate y se preocupa por la memoria. Es importante para nosotros disfrutar y entender el cine. Es también importante para nosotros crear un vínculo de la obra con lo que sucede en la vida real. Es una magnífica obsesión hablar constantemente de cine.

Aquí mi participación escrita durante el Segundo Congreso Nacional de Cine. En el video, al final, pueden ver los apuntes agregados a este escrito:


En la pasada Fiesta del Cómic, durante su charla, mi compañero de Primera Toma Radio Pavel González recordad como aprendió una de sus palabras favoritas gracias a las tiras cómicas de “Mafalda”, la palabra era el verbo “Cuestionar”.

Básicamente creo que esto es la crítica, no sólo cinematográfica sino en general. “Cuestionar” ¿por qué?, porque existe algo, porque fue hecho, que impacto tiene, si acaso tiene alguno y a partir de ese cuestionamiento genera un debate.

La crítica busca esto, debatir sobre cine sobre su impacto como entretenimiento, educación, cultura y vigencia. Quiénes ejercemos la crítica servimos de puente entre la obra y la audiencia a través de cuestionamiento que generan debates. La crítica está en todos lados.

En su libro “Mejor vida a través de la crítica: cómo pensar sobre el arte, el placer, la belleza y la verdad”; el crítico A.O. Scott, destaca a la crítica, OJO la crítica o quiénes la ejercen, como el arte de las artes. El arte, además de ser una “maquinaría de crear empatía” como diría Roger Ebert, ha servido para hacer críticas sobre el mundo en que vivimos.

Tomemos por ejemplo la música. En 2006, Janio Lora lanzó la canción “Despierta” además de la extraordinaria frase en el coro “ciudad de caos que se duerme amanece muerta”, crítica ese momento penoso de la política dominicana cuando el presidente Leonel Fernández levantó la mano del asesino presidente Joaquin Balaguer en la frase “no levanté la mano con quién me asesinó”.

A penas el año pasado Rita Indiana regresaba con frases como  “el que le quita al pobre es el peor cobarde” y “clavo con clavo, soga con sal to´ lo corrupto van a temblar” en la canción “El Castigador” a propósito de los casos de corrupción con Odebrecth. Ambas canciones son himnos de protesta y críticas a quiénes nos han gobernado.

En el cine, hasta hace pocos años, quiénes hacemos críticas habíamos destacado a Ángel Muñiz y su cine como el único cine de autor que existía en el país. La denuncia ha sido una constante en el cine de Muñiz, desde críticas a las disparidad en las clases sociales, el “sueño americano”, la migración, la corrupción y la violencia en nuestro país. Pero en los últimos años nos hemos encontrado con la crítica social en el cine de Bladimir Abud, Melvin Durán, Laura Amelia Guzmán, Tatiana Fernández, Johanne Gómez, Alejandro Andujar, Natalia Cabral y Yanillys Pérez por mencionar algunos casos donde observamos una crítica a problemas que nos aquejan como la delincuencia, la pobreza, la educación; problemas de los cuales somos culpables representantes públicos y ciudadanos en común. El cine ha servido, a través de contar historias, como un conducto importantísimo para llamar la atención, cuestionar y criticar positiva y/o negativamente lo que ocurre a nuestros alrededores.

Empero, en este nuevo siglo no ha existido una mejor explicación de la labor de la crítica que de parte del director y escritor Brad Bird a través de su personaje Anton Ego, interpretado por Peter O´Toole, en la película “Ratatouille”. El crítico gastronómico, luego de recordar su infancia al probar un ratatouille cocinado por un ratón en el restaurante ficticio Gusteau, escribe una reseña que en sus primeras líneas dice lo siguiente:

“En cierta forma, el trabajo de un crítico es fácil. Arriesgamos muy poco y de todas formas disfrutamos una posición sobre aquellos que ofrecen su trabajo, y ellos mismos, a nuestro juicio. Prosperamos por la crítica negativa, que es divertida de escribir y de leer. Pero la amarga verdad que debe enfrentar un crítico, en el gran esquema de las cosas, es que producción mediocre y basura es probablemente más significativa que la crítica que la designa así. Pero hay momentos donde un crítico realmente arriesga algo y es en el descubrimiento y la defensa de algo nuevo”.

La reseña continúa y es una escena hermosisima de la película de Pixar; pero en estas últimas líneas esta una vital importancia de la crítica y la crónica cinematográfica. El descubrimiento y la defensa de lo nuevo. De lo que no tiene el beneplácito de la maquinaría mercadologica detrás, del arte que se atreve a ser irreverente y también a critica su alrededor. Nosotros los críticos somos primeros cinéfilos y aficionados del cine. Somos aliados aunque también nos consideren enemigos dependiendo la conveniencia. Somos también responsable de la memoria, ejemplo de esto es el trabajo que ha realizado Felix Manuel Lora. Ejemplo de esto es hablar todavía de filmes de hace 30 años y recordar su relevancia. De la misma forma que el arte, canciones como las de Janio y Rita, que nos recuerdan sucesos que no debemos olvidar.

Pero si el afán persiste en también catalogarnos de enemigos parafraseo entonces a Addison Dewitt, el crítico ficticio de teatro interpretado por George Sanders en “All about Eve”, “… nuestro hábitat natural es el cine. En el no trabajo y tampoco bailo. Somos críticos y comunicadores. Somos esenciales para el cine.”

 

Mejor vida a través de la crítica

Panel completo: “La importancia de la crítica Cinematográfica”

 

1 Response to " Mejor vida a través de la crítica: la importancia de la crítica cinematográfica "

  1. Juandoe says:

    Que bueno que le den esta consideración a la crítica. Que triste la pobre asistencia. Ojalá DGCINE les cubra gastos de viaje a críticos como el señor Santos a talleres como el de Sundance, donde de seguro seguirán encontrando estímulo para continuar íntegros en una nasciente pero hostil industria, y que respalden el desarrollo de estas voces jóvenes de otras maneras. Excelente que hayan escogido al señor Santos para llevar la delantera en ese panel, solo que la anfitriona no debió introducirlo así ya que muestra algo de favoritismo en una cultura tan tildada por el nepotismo, amigismo y corrupción. ¡Excelente exposición, señor Santos!

Leave a Reply

Copyright © 2012 CineDominicano.net. Todos los derechos reservados.
Powered by Bacon Studio.