You are here: Home // Podcast, Primera Toma Radio // Primera Toma: La mujer, el cine y la violencia de género

Primera Toma: La mujer, el cine y la violencia de género

IMG-20171125-WA0013
por: Orlando Santos 

“… de nosotras piensan que somos incompetentes, mientras que del hombre blanco se cree que es competente hasta que se pruebe lo contrario…. para Operas Primas llamativas realizada por un hombre blanco, el angulo de trayectoria es de 90 grados, para nosotras es apenas de 30 grados” – Dee Rees

Este pasado sábado fue 25 de noviembre, día donde se conmemora el Día de la Eliminación de la Violencia contra la mujer. También es el día que recordamos el asesinato de las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal cometido por el gobierno dictatorial de Rafael Leonidas Trujillo en 1960. La conmemoración del día fue propuestas por movimientos feministas latinoamericanos, en su mayoría dominicanos, en 1981 y luego fue asumido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1999. Este días celebramos la memoria de las hermanas Mirabal y buscamos la erradicación de la violencia de género.

Para este programa especial se dieron cita a cabina la actriz Nashla Bogaert, las directoras Tatiana Fernández, Johanné Gómez,Victoria Linares y la productora ejecutiva Elsa Turull.

Luego de recordar las víctimas de feminicidio con la que nuestro país decidió recibir el 25 de noviembre este año, exploramos un poco el rol de la mujer en el cine, detrás y frente a las cámaras.

Por mucho tiempo se ha percibido, y para muchas personas todavía es así, que el cine dirigido por mujeres y películas con historias de mujeres son para un nicho. En 2014 la actriz Cate Blanchett dijo en su discurso luego de ganar el Oscar a Mejor Actriz por la película económicamente más exitosa de Woody Allen, “Blue Jasmine”, que este tipo de película no son sólo de un nicho, son filmes con una gran audiencia que generan dinero. “¡El mundo es redondo!” exclama.

La razón por la que existe la percepción de que este cine no tiene audiencia es simple: no cuenta con la misma distribución o capacidad de realizarse. Este año dos mujeres están siendo reconocidas por sus trabajos como directoras: Greta Gerwig y Dee Rees. “Lady Bird” de Gerwig parece ser una de las mejores películas del año y una de los principales filmes independientes contendores a la temporada premios [acaparando ya unos cuantos en los últimos días], “Mudbound” de Rees también viene con amplios reconocimiento y el hecho de que este ambientada poco después de la Segunda Guerra Mundial la hace llamativa para unos premios que les encantan este tipo de historia. Esta atención incluso puede estar presentándose por el escrutinio que viene recibiendo hollywood por su desigualda y casos de acoso sexual, pero el talento de Gerwig, como escritora y actriz, ya está comprobado [Frances Ha, Mistress America] y el de Rees también [Pariah].

Gerwig dijo algo muy interesante en una entrevista reciente sobre casos con los que se encontró mientras buscaba dinero: “… la mayoría de los posibles inversionistas eran hombres, pero esa no es la sorpresa. Con lo que me topé era que si tienen hijas o habían sido criados con hermanas, ellos entendían de qué se trataba la historia; pero si no las tenían [hijas o criados con hermanas] ellos no podían creer que las mujeres realmente batallabamos con todo eso. Esa es una ventana interesante para ver porque algunas historias no se llegan a contar. Algunas personas entienden que no existe una historia que contar”. Pueden leer la entrevista completa, en inglés, aquí.

Nashla Bogaert conversaba de cómo, a medida que ha ido avanzando su carrera, trataba de concentrarse más en personajes que reflejaran mejor a la mujer. Que incluso en roles que ha tomado, “porque hay que trabajar”, trata de poner lo más que pueda en la interpretación que cree un balance para lo que ella entiende que es un buen personaje femenino.

Uno de esos roles que fue moldeado en conjunto con Elsa Turull fue Natalie en “¿Quién Manda?”. Turull revela que cuando recibió el guión vio en él una historia muy machista y exigió un balance entre ambos personajes protagónicos. Un personaje que con la interpretación de Bogaert, retratan a una mujer muy consciente y apropiada  de su sexualidad y vida social. Un retrato rara vez visto en el audiovisual dominicano y uno que, como destaca Turull, fue el que más conectó con la audiencia.

Como productora ejecutiva en Larimar Films, Turull también se ha concentrado en producir películas donde la mujer no reciba un tratamiento similar al que ha recibido en la mayoría de las producciones dominicanas, como un token, objeto y/o alivio cómico sexual. Empero, todas estas producciones, incluso un par pendientes que vienen para el año próximo, han sido escritas y dirigidas por hombres. Turull destaca que luego de las pendientes vienen cosas buenas precisamente con mujeres talentosas.

De su lado, Tatiana Fernández y Johanné Gómez hablaron de su labor como cineasta y directoras de documentales en donde se vieron obligadas a realizar casi la totalidad de la producción. Fernández destaca que es una forma de trabajar con la que se siente cómoda y continua trabajando de esa forma y que no fue hasta la edición en donde se amplían las personas involucradas con “Nana”. Ambas también recuerdan la atadura emocional que terminaron teniendo con sus personajes principales, retratos reales que salieron de ambos lentes, porque “cuando se comparte una bacinilla con alguien ya se es familia” – destacó Tatiana.

Todas las invitadas estuvieron de acuerdo en lo difícil que es cambiar la actitud que existe en el mundo y más en nuestro continente y en nuestro país con las mujeres y también lo difícil para las mujeres en cuanto a oportunidades y en ser escuchadas, respetadas y que confíen en ellas. “A un hombre siempre se le prestará más atención” – destaca Linares mientras hace referencia a las declaraciones de Gerwig. Un ejemplo de esto es lo rápido y efectivo que fue condenado Kevin Spacey en comparación a las demás figuras hollywoodenses acusadas de acoso sexual y/o violación. Spacey fue acusado inicialmente por Anthony Rapp, un actor, hombre, blanco.

Si uno busca detenidamente se dará cuenta que existen grandes exponentes mujeres detrás de cámara. Irónicamente, siendo latinoamérica donde existe más violencia de género, las mujeres detrás de cámara han tenido mayor reconocimiento: Margot Benacerraf, Lucrecía Martel, Lucía Puenzo, Claudia Llosa para nombrar algunas. Incluso en nuestro país directoras como Leticia Tonos y Laura Amelia Guzmán han sido reconocidas. Esas obras en el cine, la literatura, en la música, en todo el arte está allí, lo que no ha tenido es una equidad en la distribución y difusión. Pero están allí.

Aquí pueden escuchar el programa completo:

El soundtrack fue completamente de mujeres:

 

Leave a Reply

Copyright © 2012 CineDominicano.net. Todos los derechos reservados.
Powered by Bacon Studio.