You are here: Home // Peliculas, Reviews Internacional // Cuando a la audiencia se le dice que la violencia es mejor que el sexo

Cuando a la audiencia se le dice que la violencia es mejor que el sexo

Hace ya unos buenos años, por allá por el 1995 en el ya difunto Cine Triple del Malecón, fue con la familia a ver la nueva película de Robert Rodríguez [para mi y mi hermano la nueva película de Salma Hayek] “Desperado”, pero yo y mis nueve años fuimos víctima de unas restricciones que todavía funcionaban en nuestro país, la película era para mayores [mi hermano tenía 12 años así que no sabemos que tanto funcionaba].

La razón que le dieron a mi padre por la que yo no podía entrar era porque había una escena de sexo “muy fuerte”, así que la familia se dividió, mi madre y mi hermano entraron a ver “Desperado” mientras que yo y mi padre entramos a ver a Sylvester Stallone en “Judge Dredd”.

Desde pequeño he leído paquitos [me gusta más que decir “comics”] y visualmente uno de los que más me atrajo fue este “juez” llamado Dredd, sin embargo, mientras pasaba las páginas había algo que molestaba a mi joven cabeza y a mi joven corazón, y que ese día particular, en una sala que no recuerdo del cine triple, seguía molestándome bastante.

A mí siempre me ha parecido cómico que a los niños se le cubran los ojos cuando hay dos personas besándose [si, todavía ocurre] y cuando sale una escena de “amor” en la pantalla pero no cuando hay alguna visión de violencia [las películas de acción y de arte marciales para tener un ejemplo un poco exagerado]. También me pareció bastante absurdo que los encargados de poner restricciones a los productos cinematográficos catalogaran el documental “Bully” como apto para mayores de edad, cuando en realidad está enfocado al adolescente joven y al niño para que se den cuenta que dentro del abuso escolar no estan solos, pero nada se compara a negarle al niño, lo más que se puede, la existencia de una declaración de afecto como besar o tener relaciones sexuales.


Esa noche, mientras mi hermano y mi madre veían a Antonio Banderas y Salma Hayek semidesnudos por algunos 5 minutos, yo veía una de las máximas expresiones del fascismo en Judge Dredd. En ese momento no estaba claro lo que me molestaba de los paquitos o de la película que estaba viendo, tal vez estaba más preocupado por el hecho de que fui a ver una película y terminé viendo otra completamente diferente, pero había algo que me perturbaba completamente, a pesar de mi corta edad.

Siempre Hollywood ha tenido esa especie de conservadurismo y existe ampliamente en la sociedad, eso de considerar el sexo o las señales de afectos como tabú. Existe todavía en nuestra sociedad al ver dos personas caminando agarrados de las manos y mientras cada vez hay más escenas de acción [OJO: no tengo absolutamente nada en contra de ellas] siguen apareciendo los prejuicios y la censura hacia una escena de sexo o de amor, como quieran llamarle.

Entonces, así como mi hermano y mi madre salieron de disfrutar “Desperado”, yo salí de  haber visto una película que, aunque me gustó, no sabía que era lo que me molestaba hasta que mi padre me miró y con su voz fuerte [esa voz a la que uno le teme y le presta atención cuando es pequeño] me dijo: “Orlando, nunca un agente de la policía debe tener tanto poder”. Al final, las restricciones prefirieron que un niño de 9 años viera un personaje facista completamente ustificado a uno que mataba por venganza y tenía relaciones con la mujer de la que se había enamorado.

Leave a Reply

Copyright © 2012 CineDominicano.net. Todos los derechos reservados.
Powered by Bacon Studio.