You are here: Home // Peliculas, Reviews Internacional // Review: Fifty Shades of Grey [Sam Taylor-Johnson, 2015]

Review: Fifty Shades of Grey [Sam Taylor-Johnson, 2015]

La pobre se durmió antes de la mitad de la película.

La pobre se durmió antes de la mitad de la película.


por: Orlando Santos

Lo primero que hay que dejar claro es que “50 Shades of Grey” no es porno. Una de las cualidades principales del porno es que los genitales y la penetración o el roce entre ellos es captado en cámara. Por otro lado existe el softcore-porn, un género que cuenta con todo lo de la pornografía menos con la penetración y solo se muestra un vistazo rápido del área de los genitales. Esto es lo más utilizado por el cine erótico y el género que hizo famoso las madrigadas (madrugadas?) de CineMax; espacio en donde ni siquiera este producto pudiera competir.

Claro, hay excepciones cinematográficas en cuanto a lo orgánico y lo real de sus relaciones frente a cámara. Existe la duda de si los personajes de la película “Año Bisiesto” tuvieron o no sexo real en cámara por una de las escenas finales en donde hay una masturbación real. Para destacar un caso más cercano, en “Blue is the Warmest Color”, la relación sexual entre las dos chicas es tan orgánica que existe la creencia de que si tuvieron relaciones sexuales frente a cámara.

Pero ¿Dónde comenzar con la adaptación cinematográfica de “50 shades of grey”? ¿Las actuaciones?, ¿La cursilería maltratada?, ¿La química inexistente entre sus personajes?. Lo único positivo que podemos decir de “50 Shades of Grey” es que es fiel a la representación de los acartonados personajes de E. L. James y es uno de esos sucesos en donde el filme supera al libro por el simple hecho de que es más corto y no pierde el tiempo en demasiadas tonterías para alargar su historia; sin embargo, estos son los 125 minutos más largos y aburridos del año.

El sexo siempre ha sido un tema tabú y productos como “Fifty Shades of Grey” le sirven a quienes, dentro de su hipocresía, les parece malsano hablar abiertamente del asunto pero quieren sonrojarse con el tope del iceberg. Por esto existen las novelas de TV, los libritos eróticos denominados “mommy porn” de los que exitosamente [hablando en términos económicos] copia E.L. James, y del softcore-porn en donde tienes el anuncio del sexo pero no el sexo en sí. El público de “Fifty Shades of Grey” es el que señala y se ríe pero sale indignado ante los casi 10 minutos de pasión entre Adele y Emma [“Blue is the Warmest Color”]; por esto existen frases tan disparatadas como las que Christian Grey [Jamie Dornan] le dice a Anastasia Steele [Dakota Johnson]: “Este mi cuarto de juegos”. A lo que ella responde: “¿donde tienes tu XBOX?”.

Tanto la adaptación como el libro en sí están llenos de estos disparatados diálogos pero el problema mayor continúan siendo sus dos personajes protagónicos. Dornan y Johnson parecen tener solo dos direcciones para interpretar su rol: Morderse los labios y verse completamente inertes. Ninguno de los dos tiene sentido de existir y en un mundo que juega torpemente con la comedia romántica y el melodrama es imposible encontrar un espacio donde Christian Grey y Anastasia Steele sean personajes dignos de ser vistos.

Lo que me sorprende es que una película en la misma zona de “I like to play games” y “Spider´s Web” haya tenido tanto éxito masivo como para abarrotar las salas de cine. Estas producciones que menciono son superiores y fueron directamente a TV/DVD, el lugar al que pertenecía “Fifty Shades of Grey”; la diferencia es, aunque me duela admitirlo, que el libro de James y la adaptación de Taylor-Johnson son un fenómeno masivo incontrolable.

https://www.youtube.com/watch?v=SfZWFDs0LxA

Leave a Reply

Copyright © 2012 CineDominicano.net. Todos los derechos reservados.
Powered by Bacon Studio.