You are here: Home // Editoriales // Top Filmes de 2012

Top Filmes de 2012

top2012
por: Orlando Santos

Ha llegado ese momento del año en donde uno se pone a repasar todo lo que vio el año anterior solo para darse cuenta que, gracias al país donde vivimos, hay muchas películas que todavía no se han podido ver. De todas formas, estos “listados” sirven para notar que cada año no siempre se premia “lo mejor” del cine y que aunque coincidimos en muchas cosas [gracias al internet] siempre podemos encontrar alguna otra película que nos sorprenda fuera del “mainstream” de los premios que todos los años aparece en esta época.

Como algo importante de 2012 vale destacar el documental “This is not a film” de Mojtaba Mirtahmasb y Jafar Panahi, donde Panahi [baneado de dar entrevistas, salir de Irán, escribir guiones o hacer cine] decide que su amigo Mojtaba lo grabe leyendo su último guión, “a lo mejor la audiencia pueda imaginarselo” dice en una línea bastante dolorosa. “This is not a film” es un documental que no se puede dejar de ver, es tal vez la más alta expresión en contra de la violación del derecho de autor y los percances que reciben los realizadores iraníes por parte de un gobierno opresor.

A continuación los filmes más relevantes de 2012:

•    Bernie [dir. Richard Linklater]

La comedia no tan comedia del año, a veces morbosamente divertida, a veces bastante perturbadora; la película de Linklater [esperamos con ansías este 2013 por “Before Midnight”] utiliza una narración más reconocida en documentales o literatura para crear una ficción, basada en hechos reales, encantadora. El artículo en el que está basado la película también es encantador.

•    Tabú [dir. Mario Gomes]

Un melodrama en blanco y negro, una oda a diferentes géneros del cine y a la melancolía que evocan las pasiones prohibidas de antaño. Gomes logra con creces en blanco y negro lo que Hazanavicius no pudo hace un año con su sobrevalorada “The Artist”.

•    Amour [dir. Michael Haneke]

Parece una costumbre declarar cada película de Haneke como una obra maestra pero el director danés no decepciona en “Amour” mostrando, como ha sido habitual en su carrera, las situaciones que el ser humano no quiere ver o decide ignorar. Todo el mundo muere y “a veces” el verdadero amor no se encuentra en las comedias románticas de finales felices sino en la cruda realidad que tanto le obsesiona a Haneke. “Una obra maestra sobre la vida, la muerte y todo lo que ocurre en el medio” destaca la crítica del NY TIMES, Manohla Dargis.

•    Moonrise Kingdom [dir. Wes Anderson]

Situaciones extraordinarias en espacios “pequeños” ocurren en la cabeza de Wes Anderson. “Moonrise Kingdom” puede ser visto de muchas formas, unos chicos deciden “crecer” mientras tienen la edad de disfrutar la “libertad” que provee ser adulto mientras los adultos luchan con las responsabilidades que brinda la monotonía de vida que llevan. La inspiración de la “nouvelle vague” es cada vez más palpable en las obras de Anderson.

•    Zero Dark Thirty [dir. Kathryn Bigelow]

Bigelow es mejor conocida por crear historias en donde sus protagonistas, todos hombres, son lo mejor en el trabajo que hacen. En este policíaco, Bigelow, cuenta la historia de Maya [Jessica Chastain], una mujer decidida y la mejor en su trabajo. La escena final de “Zero Dark Thirty”, al igual que en el momento en que Maya escucha a Obama decir que EEUU no tortura, le deja un pesar a la audiencia. Maya parece darse cuenta que su vida “ha acabado” tal vez; al igual que William James [Jeremy Renner en “The Hurt Locker”] y la mayoría de los personajes de Bigelow, Maya no sabe como “apagarse” y prefiere su incansable búsqueda de Osame Bin Laden a una vida normal.

•    The Imposter [documental, dir. Bart Layton]

La verdadera historia de un estafador y un posible crimen horrendo. La grandeza de “The Imposter” no recae en la interesante historia que cuenta [que te mantiene atado a la pantalla] sino como la cuenta, el documental de Bart Layton destaca que hay muchas formas interesante de contar una historia real y el simple hecho de que sea un documental no quiere decir que no pueda apoyarse en las técnicas de la ficción.

•    Infancia Clandestina [dir. Benjamín Ávila]

Lo que más comparte latinoamerica son sus dictaduras. Argentina, Chile, Brasil son algunos de los países que constantemente han tratado el tema de la dictadura y en el caso de estos tres países han tenido un acercamiento con el daño que hace este modo de gobierno a la infancia. La película de Ávila toca este tema de la misma forma encantadora que Cao Hamburger logró con “El año en que mis padres se fueron de vacaciones” [aunque la película del brasileño sigue siendo superior].

•    Frankenweenie [dir. Tim Burton]

Burton vuelve a la narrativa y al tipo de personaje que más domina. “Frankenweenie” es encantadora y uno de las mejores [cuadi] adaptaciones de la obra de Mary Shelley. Víctor pudiera ser fácilmente el mismo Burton con esa necesidad de crear y poder arreglarlo todo; es el mismo sentimiento que se encuentra en las historias de Ed Bloom [Albert Finney] en “Big Fish” que es mucho decir.

•    Skyfall [dir. Sam Mendes]

Varios años atrás yo fui uno de los principales críticos al momento de Daniel Craig ser elegido como Bond. Tres películas después y el Bond de Craig ha hecho dos de las mejores películas de la saga completa [vamos a olvidarnos de “Quantum of Solace” por favor] sin contar que Craig ha humanizado mucho más al personaje. “Skyfall”, aunque prefiero “Casino Royal”, es la más personal de toda la saga y la visualmente más hermosa.

•    Rust and Bone [dir. Jacques Audiard]

Siempre vemos el tema de la bella y la bestia o de que los opuestos se atraen, pero ¿qué pasa cuando ambas partes tienen tanto de bella que de bestia?. Audiard tiene una capacidad extraordinaria para que sus personajes, alienados del mundo por alguna u otra razón, encuentre un “camino”. La extraordinaria “Un Prophete” es el mejor ejemplo de eso, pero aquí en “Rust And Bone”, Audiard apuesta por una historia de amor entre dos personas en un camino de autodestrucción que se complementan no por su belleza sino por su lado oscuro.

•    Violeta se fue a los cielos [dir. Andrés Wood]

Hay una escena en “Violeta se fue a los cielos” donde Francisca Gavilán, personificando a Violeta Parra, canta a todo pulmón, mientras del otro lado del mundo su familia pasa por una desgracia. Es una escena desgarradora, una de las tantas en la película de Wood donde es imposible contener las lágrimas. “Violeta se fue a los cielos” es un buen ejemplo de un biopic bien hecho y hayas conocido o no o te guste o no la música y la historia de Violeta Parra; esta película es un encanto visual que cuenta con uno de esos guiones que uno, en ocasiones, se atreve a destacar como “perfecto”.

•    Arrugas [dir. Ignacio Ferreras]

Un encantador filme animado sobre envejecientes en un asilo, “Arrugas” trata sobre el hecho de que no es necesario resignarse dentro de un asilo sino que todavía hay tiempo de aprender mientras se este vivo. La historia es bastante simple y entretenida como para agradar a las masas tanto como a los cinéfilos pero es su animación lo que sobre sale, después de todo estamos hablando de Ferrera, el mismo que trabajó junto a Sylvain Chomet para su maravillosa “The Illusionist” hace unos años.

•    The Grey [dir. Joe Carnahan]

Lo genial de “The Grey” es que la puedes tomar de la forma que quieras: como una película de acción en la que hombres pelean contra lobos, como una película de supervivencia o como una alegoría del purgatorio; pero al final es imposible no destacar como de las películas más interesantes del año, el único problema: fue lanzanda en enero. “‘Once more into the fray Into the last good fight I’ll ever know. Live or die on this day Live or die on this day”.

•    The Perks of Being a Wallflower [dir. Stephen Chbosky]

La adolescencia es algo difícil de describir porque es algo tan cambiante; así lo demuestra, de manera cómica “21 Jump Street”, en donde en apenas un par de años los que eran nerds antes ahora son chicos populares porque los cómics son populares ahora; sin embargo quedan esas pocas mentes brillantes que pueden escribir y representar en pantalla lo dolorosa e hilarante que es ser un adolescente como lo hace Chbosky en su película [me toca salir corriendo a pedir el libro]. “…. Being a Wallflower” es una excelente película para verla junto a “Thirteen” de Catherine Hardwicke y “The Breakfast Club” del más entendido en este tema, el grande John Hughes.

•    Holy Motors [dir. Leo Carax]

En “Holy Motors” Carax destaca el amor que tiene por un oficio del cual estaba ausente por más de una década, es de esas películas de las que hay que hablar bastante para entenderla e incluso para definir tu amor u odio final por ella; el surrealismo es así. La odies o la ames, “Holy Motors” es una de las películas de las que más se habló en 2012 y seguirá generando opinión por muchos años más.

•    Sister [dir. Ursula Meier]

“Sister” es una película que inmediatamente fascina a quién de verdad ama el cine. Meier se aprovecha de la belleza de su entorno para contar una historia bastante personal, una narrativa que recuerda de alguna forma a Truffaut, algo que es un punto a favor inmediatamente conmigo. Una de esas joyas cinematográficas con las que te tropiezas por un comentario de un buen amigo por twitter.

•    Brave [dir. Brenda Chapman, Mark Andrews] / La luna [dir. Enrico Casarosa]

En realidad el fuerte de las películas de PIxar no está en su animación sino en su capacidad de contar historias que son honestas con personajes encantadores que se quedan atado a ti por años, el mejor ejemplo de eso es “Toy Story” en donde muchas personas dicen “al infinito y más allá” antes de hablar de como la película revolucionó la animación. “Brave” es una historia Madre/hija mágica con uno de las mejores actuaciones de voces que he escuchado en mucho tiempo y tal vez la mejor animación de la compañía [el cabellos de Merida es hipnotizante].

Por su lado, “La Luna” es el mejor cortometraje que ha mostrado la compañía. La representación de tres generaciones por el simple hecho de como utilizar una boina es precioso y demuestra que de los productos de Pixar, los cortos son los que más se pueden ver una y otra vez. “La Luna”, “Brave” y “Finding Nemo” son filmes que son un espectáculo verlo uno detrás de otro. “… Nemo” sigue siendo uno de los mejores productos de Pixar.

•    Haywire [dir. Steven Sodebergh]

Hubo un momento, hace un par de años, en el que Sodebergh dijo que se retiraba, a partir de allí el director oriundo de Atlanta, se ha mantenido más activo que nunca con 7 películas más una para TV en post-producción. En este caso, Sodebergh se introduce en el género de acción para brindar las escenas de peleas más orgánicas que hemos visto desde… “¿Bourne?”.  Gina Carano, ex campeona de Artes Marciales Mixtas, es la actriz de acción perfecta y su Mallory Kane supera por mucho al ejemplo que teníamos anteriormente en Evelyn Salt.

•    Silver Linings Playbook [dir. David O. Russell]

No sé si es la obsesión supersticiosa del personaje de Robert DeNiro con el fútbol americano pero esta es una película súper encantadora con sorpresas como las actuaciones de Bradley Cooper y Chris Tucker. La ansiedad de los personajes principales [ocasionadas por “situaciones” mentales] puede servir como especie de metáfora para lo rápido que se mueve el mundo y lo incomprendido que regularmente termina siendo. P.S:. Jennifer Lawrence es preciosa.

•    Wreck it Ralph [dir. Rich Moore]

Fácilmente la película que más uno puede ver una y otra vez del año pasado. Hay tantas referencias de videojuegos, películas y series que es difícil acapararlas todas en una sola vista, a lo mejor hasta imposible. Es sin duda otro ejemplo de que en esta nueva época, no solo Pixar puede hacer películas animadas. La escena del grupo de autoayuda de villanos es brillante.

•    Game Change [TV Movie, dir. Jay Roach]

Fuera de Julianne Moore interpretando a Sarah Palin se puede decir que la película no tiene encanto; pero el trasfondo sobre el papel de la prensa y como una población, en cualquier país del mundo, puede tomar una decisión equivocada bajo razones absurdas es lo que hace de “Game Change” una película excepcional y adecuada para nuestros tiempos.

•    The Central Park Five [documental dir. Ken Burns, Sarah Burns, David McMahon]

Un chocante retrato de lo que es la “justicia”, los realizadores exploran un horrendo crimen cometido en Central Park en 1989 en donde 5 adolescentes fueron arrestados por un crimen que, después que los acusados llevan años en prisión, fue descubierto que no eran culpable. Las entrevistas son impactantes y la narrativa es perfecta para poner todo en lo que creemos en perspectiva.

•    Django Unchained [dir. Quentin Tarantino]

Tarantino hace un par semanas declaró que “Death Proof” era su peor película, estaba equivocado. Django Unchained demuestra que Tarantino tiene una capacidad interminable para desarrollar diálogos y que Christoph Waltz, como lo demostró en “Inglorious Basterds” para expresarlos, pero sus 165 minutos parecen demasiado para lo simple de la historia lo que hace de esta entrega la más floja, no la peor de Tarantino. Me parece que todavía el director no ha hecho una película que se pueda considerar con ese adjetivo pero “Death Proof” definitivamente no está en último lugar, Django si y como quiera es una de las mejores películas de 2012.

•    Searching for Sugar Man [documental, dir. Malik Bendjelloul]

A diferencia de Django Unchained, el documental “Searching foro Sugar Man” cuenta lo que tiene que contar en solo 85 minutos y le basta. “…. Sugar Man” es un documental bastante afinado y entretenido que sirve de homenaje para esas personas con un talento excepcional que no tienen el reconocimiento mundial de muchos.

•    No [dir. Pablo Larraín]

Larraín ha hecho de la dictadura de Pinochet su principal fuente de trabajo. En esta ocasión, Larraín representa lo que fue la campaña del “No” en contra de la dictadura de Pinochet. La película de Larraín, con la época de los 70 muy bien representada, va muy acorde con lo que sucede actualmente en varios países, especial aquí en Rep. Dom, en donde especies de campañas publicitarias [más por las redes sociales] son causas de cambio social. Películas como las de Larraín, la de su compatriota Andrés Wood o como “Infancia Clandestia”, “El año en que mis padres se fueron de vacaciones”, etc, son ejemplos de una sociedad latinoamericana que recuerda con mucho sentimiento un momento oscuro de su historia, algo que todavía no se ha podido ver en nuestra [eterna] joven industria.

•    The Queen of Versailles [documental, dir. Lauren Greenfield]

Lo increíble de “The Queen of Versailles” es que todavía nos sorprendamos que puedan existir personas tan alejadas de la realidad. “.. Versailles” es esa alegoría del sueño americano y del dinero falso; ese que no existe pero sin embargo, de alguna forma, genera riquezas económicas.

Al final de cada listado, cada año, cada mes, por cada actor o género siempre quedan algunas fueras otras dentro que en algún momento dado cambiarías porque el cine es así, depende de que día te pregunten puedes hablar de una película o de otra, pero en estos días vale destacar estas películas que mencione anteriormente. Ya iré agregando más en la red social que es Letterboxd donde también pueden encontrar “tops” de filmes de la pasada década donde también influye lo de “el día en que te pregunten por un listado de película”.

Leave a Reply

Copyright © 2012 CineDominicano.net. Todos los derechos reservados.
Powered by Bacon Studio.