You are here: Home // Noticias, Tiff2014 // El documental es un filme y debe contar una historia

El documental es un filme y debe contar una historia

Roger Moore entrevista a Marilyn Manson en "Bowling for Columbine"

Michael Moore entrevista a Marilyn Manson en “Bowling for Columbine”

por: Orlando Santos 

Durante su conferencia en el Festival Internacional de Cine de Toronto, el realizador Michael Moore destacó 13 reglas para hacer documentales y aunque en algunas se repite e incluso se contradice, el director de “Bowling for Columbine” expresa unos puntos bastante importante en el que hacer del documental. En el primero declara muerta la palabra “documentalista” y enfatiza en el hecho de que el documental es una película.

“Tu has decidido ser un cineasta y utilizar el cine como medio, entonces haz una película” destaca el director antes de criticar la palabra documentalista destacando que a los que hacen películas de ficción no se les llama “ficcionalistas”. Moore aclara que uno de los géneros más consumidos tanto en la literatura como en la televisión estadounidense es el de no-ficción. La gente consume este género porque es entretenido en estos formatos. “En televisión, personalidades como Bill Maher, Jon Stewart y compañía utilizan la comedia para decir la verdad y su producto es entretenido y masivo. ¿Porqué no podemos tener esto con los documentales?”.

En su conferencia/rant cuando Moore se refiere a que quienes hacen documentales deben hacer una película y por lo tanto entretenida destaca el hecho de que no se le diga algo que ya sabe. Si en algo estamos de acuerdo con Michael Moore es que hay unos tipos de documentales [que no deberían llamarse así] que parecen más una hora de clases a las 7:45 am con él/la profesor/ra más desgraciado/a que existe. Un ejemplo vivo de esto son los “documentales” de René Fortunato o los proyectos que se muestran en la Muestra de Cine Medio Ambiental. Estos audiovisuales están tan concentrados en dar una información que pasan a ser más reportajes eternos sobre un tema que documentales en sí. No entretienen, abruman y aburren y son razones por las cuales el documental es considerado un género demasiado serio para el gusto masivo.

Sin embargo los mejores proyectos que se han hecho en nuestro país vienen en este formato y es por algo que también destaca el realizador de “Farenheit 9/11”: “Es importante hacer tus películas personales”. Un buen ejemplo de esto son los documentales “Blanco” y “La Montaña”.

“Blanco” de Melvin Durán, son historias del pueblo de donde es oriundo el director. Los personajes que están frente a cámara son cercanos a Durán y por eso es palpable la emoción y la honestidad de su trabajo. La sensibilidad de su director se refleja en la historia que cuenta de cada uno de sus personajes. Moore destaca que si uno mientras está rodando no ríe o llora con lo que tiene en frente entonces no está haciendo un buen trabajo y es seguro que estas son emociones que Durán experimentó mientras rodaba su película.

Por otro lado, aunque una expedición al Everest es más una experiencia personal de quiénes la hacen no de quiénes la filman; la dupla Iván Herrera y Tabaré Blanchard hicieron de esta jornada algo personal cuando se embarcaron en hacer un 80% del viaje de Iván Gómez, Federico Jovine y Karim Mella. De hecho, el documental mostró uno de los momentos más divertido del cine dominicano cuando Herrera se convierte brevemente en un personaje de la película [fuera de cámara] para notificar [con su voz chabacana, cansada y molesta] el frío que hacía en uno de los campamentos del Everest. Ambos directores también hicieron de su historia personal con la parte semi-ficticia del filme en donde unos jóvenes, con quiénes los directores surfean, se embarcaron en un viaje al pico Duarte en busca de emular la odisea de Gómez, Jovine y Mella.

Otra de las cosas que estos dos documentales hacen bien y que Moore destaca en su conferencia es que “Menos es más [pero es algo que todo el mundo sabe]”. Tanto “Blanco” como “La Montaña” [más la película de Durán que la de Herrera/Blanchard] cuentan su historia en un tiempo casi perfecto mientras que estos documentales históricos y de mátices medioambientales se toman bastante tiempo en dar una cantidad de información que parece más un sermón que un filme. Entonces al final estos productos no son documentales y no deberían ser tratados como tal. No estoy diciendo que todos los documentales medioambientales deban ser como “The Cove” o “An Inconvenient Truth”; o que todos los documentales de personalidades deban ser como “Senna”, pero estos son muy buenos ejemplos a seguir. De hecho el documental de Asif Kapadia sobre la sensación brasileña de Formula 1, es una historia que ninguna película de ficción sobre Senna pudiera acercar.

El documental [Senna] está completamente hecho con pietaje original de la F1, como lo están los documentales de René Fortunato que son completos de pietaje histórico, pero en “Senna” hay una historia construida mientras que en “El poder del jefe” es un flujo de información sin ningún tipo de coordinación ni siquiera con las imágenes que se presentan en pantalla.

El documental es un género fascinante y en los últimos años han habido propuestas interesantísimas como “Nostalgia de la luz”, “The Imposter”, “The Act of Killing”, “Queen of Versailles”,  “Bully”, “Mea Maxima Culpa” y más reciente “Life Itself” y si se quieren más ejemplos de este género se puede ver el reciente listado de Sight and Sound sobre los mejores documentales de la historia. Al final el punto más claro es que los documentales son películas, no son una parte externa del Séptimo Arte y quiénes lo realizan son realizadores similares a quiénes trabajan con ficción. De hecho, para ponerles un punto claro sobre este tema, documentales como “The Cove”, “Senna” y “The Act of Killing” debieron ser considerados para los diferentes premios de “Mejor Película” en la temporada de premios pero solo recientemente ha vuelto el cine animado a esta categoría así que para esto debemos esperar un poco más.

2 Responses to " El documental es un filme y debe contar una historia "

  1. Allan R. says:

    Supongo que quien escribió este artículo debe saber de cine LO SUFICIENTE como para NO confundir a Roger Moore con Michael Moore.

    • admin says:

      Gracias por la corrección. Aprovecho para pedirte disculpas con una excusa no válida pero que quiero mencionar: tenía constantemente en la cabeza su película “Roger and Me”. No es válida pero nada, ahí está.- De nuevo mis disculpas y gracias por la corrección.

      Orlando Santos

Leave a Reply

Copyright © 2012 CineDominicano.net. Todos los derechos reservados.
Powered by Bacon Studio.